miércoles, 27 de noviembre de 2013

LO QUE NOSOTROS DECÍAMOS

Lo que Edgar M. Bronfman, un empresario canadiense de éxito, cuenta en su artículo Humanidades, la mejor preparación para una carrera empresarial (Inside Higher ED) lo hemos estado pregonando contra viento y marea "desde la noche de los tiempos". El desprecio común por las humanidades no es cosa sólo de nuestro mundo dominado por la tecnología o por la búsqueda de la ganancia material inmediata. Tenemos textos de los clásicos que ya defienden la utilidad de nuestros estudios, luego también existía la opinión contraria. Lo curioso es que todos los argumentos positivos que solemos asociar a la formación en humanidades -la curiosidad, la capacidad de adaptación, la mente abierta- sean también ahora valorados como muy positivos para la selección laboral o para el éxito en la vida. No se trata de oponer Humanidades a tecnología, sino de crear el equilibrio perfecto.

Y, además tampoco es despreciable la tarea de emular a la diosa Afrodita, reina de la belleza. Como en ocasiones anteriores, una de nuestras alumnas, -más de una participaron en la competición de este año-, ha sido galardona con la manzana de oro, quiero decir con la corona de reina de las fiestas. Enhorabuena, Elena (no puede ser tu nombre más simbólico).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Quizá también te interese

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...