sábado, 5 de junio de 2010

A MIS HOMÉRIDAS DE 2º DE BACHILLERATO

Diferentes y singulares como sois, con talentos variados y personalidades polícromas. Os habéis sentido distintos a los demás. No podíais ser gente del montón, ¿o es que hay muchos otros que puedan dar la mano al padre de todos los poetas, así sin traductores intermediarios?
Con él, con Homero, se nos ha pasado el curso volando, pese a los temores y reticencias de quienes creían que los genuinos hexámetros dactílicos serían demasiado para los estudiantes de un solo año de Griego. Se equivocaban.
Ahora se acaba el arcontado de nuestra prudente Epónimo Praxínoa, cuyo nombre ha presidido todas nuestras fechas de examen; el de nuestra inquieta Polemarco Calíope y el de nuestra inconformista Basileus, la sabia Sofía. Todas han cumplido bien en el cargo y se han enriquecido, pero no con tesoros materiales. El resto de los ciudadanos de nuestra polis ha ejercido su libertad de expresión, mucha o poca, y ha traido a la Asamblea sus preocupaciones: la pacífica Irene, Aristónica la soñadora y la discreta Criseida, incluso los ciudadanos que hemos acogido desde otras polis, la perezosa Heudómena.
Así que, griegos y griegas del XXI, espero que los efectos de los versos homéricos os duren mucho tiempo, hagáis lo que hagáis en la vida: coged las riendas.
ὥς φάτο

(Pinchando en las fotos tenéis dos historias homéricas, escritas por otros homéridas)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Quizá también te interese

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...